“Bosque de la Vida”

El “Bosque de la Vida” de Cementerio Jardín

No hay mejor antídoto contra las más graves enfermedades ambientales que los bosques. Lo que ahora pretendemos es que no exista una discontinuidad o una simple vecindad sino una equivalencia.

Es decir, que la tumba sea el propio árbol. Que el entierro sea un nacimiento.

Tenemos como propósito vestir de vida, embellecer en suma con elementos naturales para poder ser una de las mejores opciones para que el cementerio cobre su mejor sentido y aspecto. Frente a la creciente artificialización de casi todo.

Frente incluso a la más grave enfermedad que padece el planeta y, en consecuencia nosotros mismos, es decir, el cambio climático. Los espacios destinados a ser los últimos merecen contribuir a la serenidad, la transparencia y la continuidad misma de la vida.

¿NECESITAS MÁS INFORMACIÓN?

    He leído y acepto la Política de Protección de Datos

    X